Economía sin tecnicismos

Economía sin tecnicismos
Pablo Iglesias, economía sin tecnicismos
The following two tabs change content below.
Samuel Vázquez Álvarez

Samuel Vázquez Álvarez

Samuel Vázquez Álvarez. Cristiano y liberal. Diplomado en Criminología.
Samuel Vázquez Álvarez

Últimas entradas de Samuel Vázquez Álvarez (ver todo)

Es habitual en las tertulias de la tele que algún economista nos ilustre acerca de los problemas y posibles soluciones de nuestra economía, lo hacen eso sí, con un lenguaje técnico que muy poca gente entiende; esto provoca que al acabar su discurso, cualquier niño pijo criado en la opulencia del capitalismo con coleta y camiseta del Alcampo, levante la voz y diga tres o cuatro frases cortas y estúpidas: “que la crisis la paguen los de arriba”, “hay que poner la economía al servicio de la gente”, “subamos los impuestos a los ricos”, y ya está, todos los aplausos se irán para este último.

pablo iglesias

Pero vamos a traducir con un lenguaje no técnico la frase: “subamos los impuestos a los ricos”.

Escoja usted un rico, el que quiera, ¿le vale Juan Roig? Venga, ese mismo. Juan Roig es el dueño de una de las cadenas de supermercados más grandes de España. Este empresario da trabajo directo a 75.000 personas, es decir: hace libres a 75.000 personas para poder crear su proyecto de futuro sin depender de nadie, ya sea ese proyecto independizarse, tener un hijo, comprar un coche, estudiar una carrera o lo que le apetezca.

Esto, para el joven de la coleta, revolucionario con iPod, es muy peligroso; porque él no necesita hombres libres, necesita esclavos.

El Sr. Juan Roig llega a final de año y hace una resta: todo el dinero que ha ganado menos los costes que ha tenido (sueldos, alquileres, productos, etc.), y con esto le sale una cantidad que es lo que le queda limpio.

Imaginemos que este año ha sido 1 millón de euros, por decir algo.

Lo que hace nuestro empresario con ese dinero es dividirlo en dos: medio millón para sus cosas de rico, sus yates, sus coches, sus viajes y demás caprichos; y el otro medio

millón lo reinvierte en prosperidad para su país, abriendo 20 nuevos supermercados que darán trabajo a dos mil personas más. Otros dos mil hombres libres para la sociedad, y dos mil esclavos menos para nuestro joven revolucionario.

De repente el de la coleta y la camiseta del Alcampo llega a Presidente y le dice a nuestro empresario: te voy a subir al doble los impuestos que pagas, porque la crisis la tienen que pagar los ricos, y el pueblo unido jamás será vencido y tal y tal…

Ahora nuestro empresario ya no tiene 1 millón de euros, sólo tiene medio. ¿Qué creen ustedes que hará?, ¿perderá el medio millón que destinaba a sus cosas de rico, o entregará el medio millón que dedicaba a generar riqueza para el país y puestos de trabajo? ¿Se creen que los ricos son tontos?

Este y el resto de empresarios, sintiéndose atacados por el joven de la coleta dejarán de invertir aquí, y se irán a invertir a otro lado donde los traten mejor. ¿Quién pagará entonces la crisis? Los de siempre.

Habrá 2000 personas que iban a tener trabajo que ya no lo tendrán, algunos de ellos con hijos que mantener, lo que representa una gran oportunidad para el joven revolucionario de salón en su afán por buscar esclavos. Es por eso que es siempre en época de grandes crisis cuando surgen los Le Pen, Trump o Iglesias.

Seguro que algún ávido lector se habrá dado cuenta de que el otro medio millón no se ha perdido, sino que lo tiene el estado en forma de impuestos, es decir, lo tiene el de la coleta. ¿Qué hará? Pues lo que mejor saben hacer: crear esclavos. A los jóvenes que no han podido encontrar trabajo en el supermercado porque no se ha abierto ningún supermercado, y se ven desesperados por querer iniciar un proyecto de futuro les dirá que a partir de ahora él, les va a dar una paga/subsidio de 700 euros todos los meses por no hacer nada…bueno, por no hacer nada no, ellos deben devolver la gratitud con votos.

Y así ya hay dos mil hombres libres menos, y dos mil esclavos más que dirán: “los capitalistas no me dan trabajo, pero al menos este de la coleta me da una paga, sí se puede”.

Espantar a los ricos, siempre lo acaban pagando los pobres, y digo los pobres, no los que cobran 400.000 euros por asesoramientos, esos ya se han montado bien su negocio. Y así, un pasito más cerca de Caracas y uno más lejos de Copenhague…y Varoufakis cobrando las conferencias en USA a cojón de obispo, y Grecia…Grecia no existe.

5 Comentarios

  1. Antonio David Gil 11 meses hace

    Qué buen artículo, señor Vázquez. En pocas frases, concentra usted la realidad del sistema económico de Pablo Iglesias y sus aliados y lo hace con un lenguaje sencillo.

    Gracias.

    • Samuel Autor
      Samuel 11 meses hace

      Muchas Gracias Antonio.

  2. Fernando Prieto Calixto 11 meses hace

    Muy buen artículo, Don Samuel. Claro,conciso, bien ejemplificado y totalmente coherente con la doctrina económica que nos pretenden vender estos personajes. Enhorabuena.

    • Samuel Autor
      Samuel 11 meses hace

      Gracias Don Fernando.

  3. Marián 11 meses hace

    Muchas gracias por arrojarnos un poco de luz entre tanta tiniebla. Cuánto ganaríamos todos los ciudadanos sólo con que los políticos se expresaran con el fin de que les entendiéramos, como ha hecho usted, don Samuel. Qué razón tiene en todo lo que dice.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...