El fracking y el caso Volkswagen

El fracking y el caso Volkswagen
El fracking y el caso Volkswagen: Dos caras de la misma moneda
The following two tabs change content below.
Santiago Arturo Taibo Castañón

Santiago Arturo Taibo Castañón

SANTIAGO ARTURO TAIBO CASTAÑÓN (Gijón, 1997)Estudiante de Marketing y Finanzas. Entrenador.
Santiago Arturo Taibo Castañón

Últimas entradas de Santiago Arturo Taibo Castañón (ver todo)

El Club de los Viernes ha publicado contenidos a favor de la fracturación hidráulica (“fracking”) dentro de las jornadas liberales patrocinadas por Shale Gas España en Oviedo. Una técnica reprimida por el gobierno de España, sus CCAA y otros países de la UE.

Por otro lado, a lo largo de estos días, el Grupo Volkswagen, ha sido descubierto falseando los datos de emisiones nocivas en los procedimientos de homologación de la EPA. Este caso es mucho más que una multitudinaria llamada a revisión o un error humano. Es un fraude a la ley, probablemente intencionado, para introducir en Estados Unidos una tecnología rechazada de facto por la ciudadanía, la industria y las administraciones públicas.

En Estados Unidos respiran un aire más limpio que en Europa y son conscientes de ello. Sus ciudades son más amplias y están mejor ventiladas. Su combustible de mejor calidad y la combustión del mismo más limpia. Pero, ¿qué entendemos por una combustión limpia? Simplificando, en un motor de combustión interna, la presión, la temperatura y el intervalo de tiempo necesario para lograr una combustión óptima se alcanza en determinado punto, y a medida que aumentamos la presión o la diferencia de temperaturas (fundamentalmente) logramos liberar más energía del proceso (a un volumen constante). Sin embargo, la combustión es más sucia. O lo que es lo mismo, emitimos más monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno (NOx) así como partículas solidas en suspensión. Hablamos de emisiones altamente tóxicas e irritantes[1].

Tradicionalmente, la batalla de la UE era contra las emisiones de CO2, bajo el paraguas político de la lucha contra el cambio climático. Sin embargo esta estrategia tenía un fin mayor. Todos sabemos que Europa necesita importar combustible. Las emisiones de CO2 son proporcionales al combustible quemado de manera casi exacta. Limitar a los fabricantes en las emisiones de CO2 de sus vehículos parece una manera eficaz de recortar nuestras importaciones de hidrocarburos, ¿no?

Sin embargo, los burócratas de la UE no se dieron cuenta de que estaban llenando las ciudades europeas de coches cuyas emisiones, aunque menores, son cancerígenas. Y que los costes sanitarios de combatir ese monstruo cuesta 150.000 millones de euros al año[2].

Durante años esta estrategia beneficiaba a los diesel y en España llegamos a ver como la manguera negra alimentaba al 70% de los coches nuevos. Sin embargo, desde hace unos años, esta circunstancia ha cambiado. La tecnología ha madurado lo suficiente como para llevar esta técnica a motores de gasolina con un rendimiento brillante[3] [4] pero con una combustión igual o aún más sucia[5]. El problema de fondo persiste. Hemos pasado del dominio absoluto del diesel[6] a la “demonización” de estos motores[7]. Y por medio, la ciudadanía se ha dado cuenta del problema y los políticos de todo signo han hecho su particular agosto[8] [9].

Descontaminar los gases que producen motores muy sucios es una tarea muy cara e innecesaria.

Basta con apostar por motores más limpios.

Madrid (arriba) comparado con LOS ANGELES, ciudad que ha vencido el smog con libertad económica y responsabilidad.

Ante esto, la industria se encontró con un enorme y carísimo desafío tecnológico, que el medio ambiente no necesita y que nuestra economía no puede afrontar, ni siquiera las grandes industrias automotrices pueden afrontar solas[10] o por métodos legales[11]. Una enorme destrucción de riqueza de la que solo el intervencionismo de la UE y otros gobiernos puede ser responsable.

Mientras tanto, en Estados Unidos, el estricto respeto a la ley[12] y una normativa más realista y menos intervencionista[13] han logrado que el automóvil promedio, a pesar de ser un 20% más grande y un 30% más pesado sea más barato y más ecológico. Si adecuamos el precio al PIB per cápita entonces el rival europeo puede salir hasta el doble de caro que el americano. Y digo americano como puedo decir japonés, australiano, canadiense o coreano.

Por puros intereses políticos, la UE ha limitado durante 25 años las emisiones inofensivas y ha ignorado las nocivas, ha comprometido a fabricantes a inversiones que ponen en riesgo su futuro y ha tejido una red clientelar por la cual los plazos se aplican en beneficio de la industria local. Y cuando el mayor fabricante europeo introduce su tecnología europea en Estados Unidos tratando con las autoridades con la misma seriedad con las que tratan con las europeas, pasa lo que pasa.

En Estados Unidos una ley para limitar las emisiones nocivas ha acabado con las mismas. Y una mayor libertad económica y un mayor respeto por la ley, han logrado un combustible más asequible y una industria automovilística más competitiva.

El fracking en Estados Unidos ha sido fundamental en este proceso al haber abaratado el combustible, permitiendo minimizar las emisiones que matan con un despliegue tecnológico mucho menor. Porque es mucho más sencillo lograr una combustión más limpia si no te importa consumir un poco más. Y si mediante el fracking puedes obtener tu propio combustible, no te importa que tus motores consuman un poco más. El fracking es fundamental para entender por donde irán los últimos coletazos de los motores de combustión interna a un lado y otro del Atlántico.

En resumen, dejar a la UE prohibir el fracking y limitar las emisiones mata o empobrece, y ningún liberal debería aceptarlo.

Aclaraciones:

Existen muchos otros factores en juego. Si mañana alguien inventa un sistema de descontaminación de gases de escape, efectivo y muy barato, estaríamos en un escenario completamente diferente. Pero esa demanda solo surge porque un papel firmado por un gobernante la crea, no de manera natural, y además tras un enorme perjuicio para la sociedad.

“Una ley más realista” se refiere claramente a las diferencias entre los ciclos de homologación tanto de consumos como de otras características del coche. Es un tema muy largo y muy técnico.

Agradezco a @GuilleAlfonsin toda la relevancia que le está dando a este asunto que me ha permitido aportar algo de luz liberal al respecto.


[1] http://www.motorpasionfuturo.com/medio-ambiente/el-humo-de-los-motores-diesel-catalogado-como-carcinogeno

[2] http://www.reuters.com/article/2013/01/08/eu-air-diesel-idUSL5E9C85A920130108

[3] http://social.ford.es/ecoboost-tres-anos-mejor-motor-del-ano/

[4] http://www.abc.es/20110331/motor-reportajes/abci-fiat-multiair-downsizing-soluciones-201103311218.html

[5] http://www.pistonudos.com/reportajes/los-motores-de-gasolina-de-inyeccion-directa-emiten-muchisimas-particulas-cancerigenas/).

[6] http://www.europapress.es/economia/noticia-coches-diesel-baten-record-ventas-2002-ganan-puntos-cuota-mercado-gasolina-20030102172129.html

[7] http://www.abc.es/motor-reportajes/20150127/abci-demonizacion-diesel-lastra-ventas-201501261339.html

[8] http://www.efemotor.com/noticia/paris-declara-la-guerra-al-diesel-y-prohibira-su-circulacion-a-partir-de-2020/

[9] http://www.motorpasion.com/coches-hibridos-alternativos/madrid-declara-la-guerra-al-motor-diesel

[10] http://economia.elpais.com/economia/2015/08/31/actualidad/1441032494_880424.html

[11] http://www.elconfidencial.com/empresas/2015-09-25/la-ue-admite-tras-el-caso-volkswagen-que-los-test-de-emisiones-no-son-fiables-desde-2007_1035693/

[12] http://www.pistonudos.com/reportajes/por-que-en-europa-no-seria-y-no-es-ilegal-lo-que-ha-hecho-volkswagen-en-eeuu/

[13] http://www.pistonudos.com/reportajes/por-que-es-tan-dificil-alcanzar-los-consumos-homologados-como-se-miden/)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...