Envíanos un mensaje electrónico a [email protected]

El Marco Institucional de una Sociedad Abierta

El Marco Institucional de una Sociedad Abierta
The following two tabs change content below.
Ángel Fernández

Ángel Fernández

Ángel Fernández está interesado en diversas líneas de investigación sobre las políticas públicas, la historia del pensamiento económico, el análisis económico del derecho, la evolución institucional y la reforma de la Constitución Española de 1978.
Ángel Fernández

Últimas entradas de Ángel Fernández (ver todo)

John Locke : una sociedad abierta

El Club de los Viernes se define como un movimiento por la defensa de las libertades civiles, el derecho de propiedad y el Estado limitado.

Según me han comentado, las reuniones de los viernes están inspiradas en aquellas que organizaba John Locke (1632-1704) en Londres para debatir y movilizar a los propietarios de la burguesía emergente, que defendían la soberanía del pueblo cedida en fideicomiso al poder político, la propiedad privada, el principio de consentimiento, el derecho de oposición a los reyes que se comportasen como tiranos, y un Parlamento con capacidad para frenar los arbitrios del Rey y su corte.

Sin embargo, todavía pocos liberales conocen que las ideas que defendía John Locke eran las mismas que defendían los escolásticos españoles más de 90 años antes en las universidades españolas de Salamanca, Alcalá de Henares, Valladolid, Palencia, Valencia o Sevilla.

John Locke y Juan de Mariana

Recientemente, defendí una tesis doctoral sobre la vida y obras del jesuita toledano Juan de Mariana (1536-1624) en la Universidad Complutense de Madrid, donde he demostrado que las ideas escolásticas del padre Mariana se encuentran presentes en John Locke porque se concatenan cuatro hechos:

a) El filósofo moral inglés compró dos de sus obras, Historia de rebus Hispaniae1 y De Ponderibus et Mensuris, que guardaba en su biblioteca privada de Londres.

b) Locke recomendaba la lectura de Mariana para la educación de caballeros.

c) Locke citaba a Mariana como referencia histórica en un ensayo sobre la Historia de la Navegación.

d) Locke replicó las ideas escolásticas católicas en su obra Two treaties on Civil Government (1690), que suele traducirse al español con el título Dos Ensayos sobre el Gobierno Civil.

Locke escribió esta obra para hacer propaganda de las ideas que sustentaban la Revolución Gloriosa de 1688 y para afianzar el arraigo del parlamentarismo moderno en Inglaterra pero, curiosamente, sirvieron también de soporte intelectual a la Revolución de las Trece Colonias que triunfó con la redacción de la Constitución de los Estados Unidos de América y la Bill of Rights de 1789, que contiene las primeras 10 enmiendas constitucionales que organizaron un Gobierno limitado por medio de un marco institucional que se caracteriza porque:

1) La soberanía pertenece al pueblo y sólo es cedida en fideicomiso a los gobernantes.

2) Se garantizan los derechos y libertades personales y, en especial, se protege al máximo la propiedad privada.

3) Se instaura el principio de consentimiento de los ciudadanos que se tradujo en elecciones y, después, también en referéndums.

4) Se limita el Gobierno ejecutivo por medio de un Parlamento legislativo y, también, con la independencia de jueces y tribunales.

Las ideas de Juan de Mariana

Pues bien, aunque a algunos les pueda sorprender, mi tesis doctoral ha demostrado que, precisamente, las obras y las ideas escolásticas españolas de Juan de Mariana se difundieron no sólo por Europa sino que, también, cruzaron el Atlántico y emigraron hacia América.

Juan de Mariana hizo una defensa máxima de la propiedad privada frente al poder político justificando el derecho de oposición (derrocamiento o rebelión) frente a los tiranos y estableciendo como límites la defensa de la propiedad y el principio de consentimiento ante los cambios de leyes, las subidas de impuestos e, incluso, el envilecimiento de la moneda, razones por las cuales fueron perseguidas sus atrevidas obras por los gobiernos civiles de Europa aunque, gracias a ello, también logró que sus ideas escolásticas fuesen replicadas en las obras de autores protestantes como Hugo Grocio, Samuel Pufendorf, John Locke e, incluso, en las obras del segundo presidente de los Estados Unidos de América, John Adams.

Defensa de los derechos individuales, libre mercado y gobierno limitado

En definitiva, aquellos ciudadanos que se adhieren a la corriente de pensamiento de defensa de los derechos individuales, la economía de mercado y el gobierno limitado tienen como referente español más ejemplar a Juan de Mariana y sus obras De Rege et Regis Institutione (1599) y De Monetae Mutatione (1609), que contienen las mismas ideas de economía política que replicó John Locke y cuyos títulos, traducidos literalmente al español, son Sobre el Rey y la Institución Real y Sobre la alteración de la Moneda, respectivamente.

La influencia de las ideas escolásticas en la obra de John Locke sirve para encuadrar a Juan de Mariana como un gran precursor del liberalismo, porque defendía el marco institucional que caracteriza una sociedad civilizada, abierta y libre.

Cuando empleo la denominación liberalismo, me estoy refiriendo a la tradición de convivencia pacífica mediante la defensa de las libertades civiles, el derecho de propiedad y un Estado limitado a dotar la seguridad (exterior, interior, jurídica) en un territorio, que es justo el legado intelectual que dejó escrito Juan de Mariana en sus obras.

Por ello, es importante recordar que, también, Mariana admitía la realización de obras de infraestructura, la atención en emergencias y la atención a los pobres entre los roles del Gobierno limitado de una nación histórica como España.

Juan de Mariana fue un adelantado a su tiempo

En definitiva que, aparte de haber escrito el primer libro científico sobre la Historia general de España (1592), Juan de Mariana fue un adelantado a su tiempo –descubrió y explicó la inflación tres siglos antes que Milton Friedman— y, desde luego, constituye el máximo representante español de la tradición moral y jurídica, que se hereda de los autores clásicos grecolatinos y del tomismo cristiano y que emplea el derecho natural, para definir el marco institucional de una sociedad abierta.

Estos conceptos institucionales eran enseñados habitualmente en las obras y las universidades españolas de los siglos XVI y XVII por autores tan significativos como: Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Diego de Covarrubias y Leyva, Martín de Azpilcueta, Tomas de Mercado, Francisco de Suárez, Luis de Molina, Juan de Lugo, Juan de Salas o Juan de Mariana, grandes intelectuales españoles que concibieron el mercado como un orden natural («algo que existe con independencia de la voluntad humana») que, espontáneamente, surge por medio del ejercicio de la libertad en las interacciones socioculturales y los intercambios comerciales entre los miles de personas que habitan un territorio.

1 Juan de Mariana publicó su obra de Historia de España en latín con el título de Historia de rebus Hispaniae en el año 1592, es decir, en el primer centenario del descubrimiento de América, por encargo del rey Felipe II, lo que situó inmediatamente al jesuita toledano entre los hombre de ciencias más influyentes de su época y, también, dio alas al atrevimiento intelectual del jesuita talaverano para explicar lo que otros no se atrevían.

 

1 Comentario

  1. Carmen Rodríguez 2 años hace

    Me ha gustado la conferencia sobre Juan de Mariana, es muy interesante descubrir que el precursor del liberalismo fue español.
    Estoy interesada en contactar con D. Angel Fernández, puede comunicarse a través de mi correo electrónico.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*