La calderilla y la corrupción (Parte 1)

La calderilla y la corrupción (Parte 1)
La calderilla y la corrupción
The following two tabs change content below.
Pedro Lamas Cuadrado

Pedro Lamas Cuadrado

Pedro Lamas Cuadrado, nací en Avilés (Asturias) el 8 de Mayo de 1.933.- Estudié el Bachillerato en los Salesianos de Salamanca, y me licencié en Derecho, por su Universidad, en 1.955. Pertenezco al Colegio de Abogados de Baleares, desde 1.963.- Los últimos años, jubilado, he escrito lo que pueden ver en www.escritos-en-alaro.com . Sigo escribiendo.
Pedro Lamas Cuadrado

Últimas entradas de Pedro Lamas Cuadrado (ver todo)

La corrupción

El Sr. Sánchez, junto a su Partido, se han pasado varios años demonizando al Partido Popular, a causa de la corrupción.

Todos sabíamos, durante ese tiempo, que, tal corrupción, existía, pero, también sabíamos, que el PSOE, no era el más indicado para hablar, sin incluirse, porque la corrupción más patente existía en Andalucía, regida por su partido desde el inicio de la democracia.

Los sindicatos y las cajas de ahorros

Y lo mismo puede decirse de los Sindicatos; estos con el agravante de que se han repartido el dinero de los pobres, privándoles de una preparación que no sabemos hasta qué punto influirá en cada uno de ellos, pero, de momento, han logrado que dicha autonomía sea la última de Europa en, prácticamente, todo aquello que supone progreso.

Y todos juntos han acabado con las Cajas de Ahorros, o, dicho de otro modo, si se me permite la expresión, se las han comido, han dilapidado el capital más sano que existía en la banca, que ascendía, creo, al cincuenta por ciento del ahorro nacional.Caja de Navarra, Sa Nostra en Baleares, Bancaja y Caja del Mediterráneo, en Valencia, Bankia, Caja Salamanca, Caixa Catalunya, Caixa Penedés etc.

O sea, se echan en cara una corrupción, que todos practican.

El gran problema de la corrupción

Y el gran problema de esta corrupción no es, como mucha gente cree, que los políticos roben.

Lo políticos, o los funcionarios, no pueden robar, porque, en las Administración, no existe el dinero en efectivo y lo que se saca de la caja se contabiliza.

Lo grave de estas actitudes es el despilfarro del dinero que se produce realizando obras que, o no se necesitan, o se paga mayor precio para obtener la mordida en forma de comisión.

Y, además, las obras no se realizan de acuerdo con el proyecto, en cuanto a calidades, por cuanto, al cobrar una comisión, no se exige el cumplimiento de los materiales contratados.

El corrupto

Así el corrupto para lograr el mismo importe, que obtendría, si pudiera meter la mano en la caja, obliga a la administración a pagar dicho importe, multiplicado por una cifra importante.

Me explico.

La Comunidad de las Islas Baleares, que, admitamos, tiene un presupuesto de tres mil quinientos millones de euros, si pagara, como cifra corrupta, el tres por ciento, le costaría ciento cinco millones de euros.

Esto, sin duda sería el gran escándalo, pues, visto lo visto, sería una cantidad poco importante, teniendo en cuenta que la Srª Munar – hoy en la cárcel, pero sin compensar la pérdida, – en una sola operación, rebajó, en la venta de un solar, treinta millones, para cobrar su comisión.

El Sr. Núñez, que fue Presidente del Barça, ofreció en concurso público, sesenta millones por el mejor solar que quedaba en Palma de Mallorca, y se rechazó tal oferta, para vendérselo por treinta, – con una argumentación estúpida,- a quién, como después se supo, le pagó una comisión de cuatro millones.

O sea, para cobrar cuatro, la Autonomía perdió treinta.

Y así ha sido en toda la Nación.

Infraestructuras y despilfarro

Se han hecho aeropuertos que no tienen pasajeros, montones de obras inútiles, subvenciones a quién no las necesita, empleos a buscadores de votos, cursos que no se han realizado, excelentes máquinas en hospitales que permanecen arrumbadas en los sótanos, embajadas inútiles, compra de terrenos a precios exorbitantes, etc. etc. .

Los millones que aparecen en la prensa, relativos a las cuentas de los Pujol, y cualquiera otra que se les achaque a los partidos, son calderilla, si los comparáramos con los miles de millones que, para obtener esa calderilla, ha pagado Cataluña, por lo que sabemos, y, al resto de España, por lo que ignoramos, pero que hemos visto a través del hundimiento de las Cajas de Ahorros.

Medidas para evitar la corrupción

De los partidos que han iniciado su andadura en el Parlamento, espero que Ciudadanos, de acuerdo con el gobierno de PP, que durante la legislatura pasada ya legisló para evitarlas, consigan que tales fechorías entren en un camino lógico, porque con el arca abierta, el justo peca, y, los políticos, además de que, muchos, no son justos, siempre habrá alguno que sepa abrir el arca.

Y lo espero, porque Ciudadanos, lleva actuando en Cataluña desde hace diez años y está virgen de estas maldades, y la cúpula del PP, no defiende a los corruptos que aparecen en su Partido, cosa que sigue haciendo el PSOE, con sus Presidentes andaluces, y ya han iniciado el mismo camino los dirigentes de Podemos, con los corruptos que empiezan a tener, que lo comentaremos otro día.

1 Comentario

  1. Adso de Bern 1 día hace

    Estoy de acuerdo con la totalidad del artículo salvo en su parte final, concretamente en el apartado “Medidas para evitar la corrupción”, donde se expresa una confianza en Ciudadanos como posible partido regenerador y se afirma que el PP no defiende a sus miembros corruptos. Yo creo que el PP no ha reaccionado con la contundencia debida, lo que me hace dudar de su sincera intención de erradicar la corrupción en su partido y en los demás. En cuanto a la esperanza depositada en Ciudadanos, desconfío igualmente, pues lo achaco más a la falta de oportunidades que a la integridad y fortaleza moral de sus integrantes. En mi opinión, el quid de la cuestión está en la sociedad española más que en la honradez de sus representantes políticos. La sociedad española no tiene tradición, y por tanto ni experiencia ni formación, democrática. Una sociedad verdaderamente democrática no vota y se marcha políticamente a casa donde permanece con las puertas y ventanas prácticamente cerradas. Una sociedad democrática, especialmente si es liberal, desconfía de sus representantes políticos, incluso de los de su propio partido, por lo que no les pierde de vista y exige y mantiene un control constante de su actuación política (legislativa y ejecutiva, es decir, administradora y gestora), con el riesgo inevitable de caer en la comodidad y decaer en esta tarea de control, como previó Tocqueville. Pero la sociedad española adolece de vicios aún peores, pues no sólo no realiza la tarea de control anteriormente citada, sino que muestra una actitud ante los diferentes partidos políticos idéntica al fanatismo deportivo, tan extendido, característico y fácil de observar. Esta fidelidad absoluta e irracional a unos colores, sean deportivos o políticos, es el caldo de cultivo más propicio, en la esfera de la política, a la aparición y crecimiento imparable de la corrupción en todo los órdenes. Pues hasta el político más integro y honrado descubre esta fidelidad incondicional del ciudadano, y una vez descubierta le rondará insistentemente la tentación de aprovechar la coyuntura, o será impelido por otros correligionarios, menos honrados pero más oportunistas y desaprensivos, ante la impunidad que prácticamente garantiza el borreguismo de nuestra sociedad. Y es que una sociedad que no piensa y reflexiona porque no lee, es la víctima propicia (por su cándidez e inocencia o por desorientación y desesperación) para cualquier botarate trapacero, charlatán de feria, embaucador o vendedor de demagogia. A nuestra sociedad infantilizada se la engaña como se hace con un niño mediante cualquier historia fantástica. Al menos, a la mayoría suficiente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...