Envíanos un mensaje electrónico a [email protected]

La obsesión laicista del Ayuntamiento de Madrid

La obsesión laicista del Ayuntamiento de Madrid
The following two tabs change content below.
Miguel Ángel López Lozano

Miguel Ángel López Lozano

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ LOZANOCreador y CM de @Porlavida2014. Analista Internacional en @RevistaLaNacion de @AccionNacional.
Miguel Ángel López Lozano

Últimas entradas de Miguel Ángel López Lozano (ver todo)

No han pasado dos meses del esperpento de la cabalgata de los Reyes Magos, y el Ayuntamiento de Madrid vuelve a la carga con otra barrabasada laicista que no tiene ni pies ni cabeza. Aunque, ¿Qué podemos esperar de un equipo de gobierno cuya portavoz está siendo investigada por participar en el asalto de la Capilla Universitaria de la Complutense junto a unos angelitos de la caridad al grito de “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal”? Por cierto, dicho asalto tuvo lugar también en Cuaresma, parece ser que la Semana Santa genera cierta irritación en estos aprendices jacobinos.

Esta nueva ocurrencia, que se suma a la de los Reyes Magos, los titiriteros proetarras de carnavales o la eliminación de las calles “franquistas”, surge una vez más bajo la tutela de la ya famosa Concejala de Cultura, o deberíamos llamarla de inCultura, Celia Mayer. En esta ocasión, la ocurrencia consiste en renombrar la Semana Santa con el nombre de “Semana de Festividades”, ¿Hasta dónde va a llegar esta ridícula reinterpretación de la historia? Y, ¿Qué será lo próximo? Aunque pueden estar tranquilas las demás confesiones, la ultraizquierda tiene obsesión compulsiva hacia la Iglesia Católica.

Pero su osadía no se queda en el mero nombre, sino que su atrevimiento le lleva a destinar la misma cantidad de dinero a la Semana Santa madrileña, el Ramadán y el Año Nuevo chino, bajo un igualitarismo injusto que discrimina gravemente a la religión que profesan más del 75% de los españoles.

La Historia, aunque les duela, es la que es. Y la civilización occidental, por mucho que le pese al laicismo militante, no tiene sentido sin la Cruz, “escándalo para los judíos, necedad para los gentiles”. Ese escándalo de Amor, es el que da sentido a la Semana Santa desde la Pasión, y que tiene el establecimiento de su fecha en el Concilio de Nicea (Año 325). No se trata de un cúmulo de festividades aleatorias paganas, sino de la conmemoración de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Cuesta entender tanta provocación gratuita y tanto revanchismo sin sentido. No han alcanzado el año de gobierno, y el nuevo equipo se está caracterizando más por sus prácticas jacobinas que por la buena gestión de una ciudad que acumula basura en barrios estratégicos y pierde inversiones internacionales multimillonarias que generarían ingentes puestos de trabajo.