Perfiles antiliberales: el Gran Wyoming

Perfiles antiliberales: el Gran Wyoming
El Gran Wyoming, un perfil antiliberal
The following two tabs change content below.
Samuel Vázquez Álvarez

Samuel Vázquez Álvarez

Criminólogo. Anti –ismos. Asturiano en Madrid. 40.
Samuel Vázquez Álvarez

Últimas entradas de Samuel Vázquez Álvarez (ver todo)

El tuno Gran Wyoming

A finales de los 60 y principios de los 70, algunos jóvenes como los periodistas Jiménez Losantos o Hermann Tertsch militaban en organizaciones comunistas, no por ser ellos comunistas, sino porque era el único partido que luchaba contra el franquismo.

Otros jóvenes como El Gran Wyoming militaban en la tuna de su facultad.

Escondiendo sus fantasmas

Años más tarde, el tuno showman acabaría declarándose antifranquista, que durante la transición era lo que  se autodenominaban todos los que no habían hecho nada contra Franco, y llamando fachas a los dos periodistas, pues estos, que se habían negado a aceptar la dictadura de derechas, también se negaban en democracia a aceptar la dictadura ideológica impuesta por el pensamiento único.

Y así, José Miguel Monzón, que es como se llama El Gran Wyoming, se convierte en uno de los azotes que durante los 80 repartían carnés de fachas y demócratas por doquier, quizá para esconder sus propios fantasmas.

El pensamiento único

Había muchos más como él.

Hay que recordar que los 80 fue esa década donde se adoctrinó a millones de personas en lo que debían de  pensar para ser buenas gentes de izquierdas y no fachas.

Doctrina escrita desde un diario (El País) fundado por el que durante la dictadura había sido jefe de informativos de Franco (Cebrián), y que daría paso a un imperio mediático (Prisa) contra el que era imposible luchar.

No se trataba de confrontar ideas no, se trataba de crear un mundo infantil de buenos y malos, de insultar hasta generar el odio necesario a los discrepantes para que millones de personas los detestaran, aún muchos sin haberles escuchado jamás.

Se trataba de que sólo hubiera una forma de pensar, porque si cambian de emisora, quizás los otros les cuenten donde estaba cada uno hace unos años, y eso nos puede joder el tinglado pijoprogre guay que nos va a hacer millonarios.

Y lo consiguieron; él y otros muchos periodistas, cantantes, actores, etc.

Lograron crear el pensamiento único, quien se salía de ahí, era facha.

También consiguió lo otro, lo de ser millonario.

19 inmuebles algunos tan modestos como la casa de más de 300 metros cuadrados en la exclusiva zona de Conde de Orgaz en Madrid o el dúplex en Zahara de los Atunes lo demuestran, así soy comunista hasta yo oiga.

Lo de la repartición de la riqueza y la colectivización de la propiedad privada, eso es sólo para ricos fachas, no opera para ricos rojos.

Ahí la teoría comunista no mola, molaba cuando pedíamos redistribuir el dinero de otros, pero ahora que lo tengo yo lo va a redistribuir  su puta madre.

Adoctrinar políticamente

Pero lo peor, lo más mezquino y miserable de su comportamiento es utilizar el humo para adoctrinar políticamente; no hace comedia, hace política a través del humor.

Mancha el nombre del noble arte de la comedia para llevar a miles de personas hacia su pensamiento único.

No se trata de la utilización de la sátira como denuncia de las injusticias, que ha sido a lo largo de la historia uno de los puntos fuertes de los maestros del género, no va por ahí la cosa; por cada chiste que hace de los ERE hace 500 de la Gürtel.

No le interesa denunciar la corrupción, le interesa hacerte ver que sólo los de un lado son corruptos, en ese mundo estúpido y pueril de buenos y malos en el que se mueve.

Maestros como Gila hablaban de la guerra sin nombres propios, El Gran Wyoming no sabe hacer un chiste bélico sin nombrar a Aznar o Bush.

Y mira que en su confesada ideología hay auténticos monstruos de la guerra y de la muerte, pero es que no se trata de eso.

No se trata de denunciar lo injusto de algunas guerras, se trata de señalarte sólo las que le interesan para adoctrinarte, para decirte quienes son los buenos y quienes los fachas en esa misión que él y otros como él iniciaron en los años 80.

El showman anti liberal

Así que como no, nuestro showman es antiliberal.

Hace chistes de liberales porque le jode que estos fueran los primeros que lucharon contra otro pensamiento único: el absolutismo, pero no como su ideología comunista para meter a la gente en otra dictadura peor, sino para hacerlos libres.

Para acabar con el mundo de 10% ricos y 90% pobres y llevarnos a otro de clases medias, emprendedores, propietarios, libre comercio y prosperidad.

Para que el camino de un individuo desde su nacimiento lo marque él mismo, y no venga marcado de inicio por una serie de pautas dictadas por supuestos superhombres con tal arrogancia intelectual que se creen capaces de saber lo que conviene y no conviene a los demás.

Y eso le jode al maestro de la doctrina.

4 Comentarios

  1. Carlos 6 meses hace

    Veo que lo tienes todo clarísimo y dices verdades como puños. Sobre todo en lo de adoctrinar políticamente con humor y demostrar que la corrupción solo es de un lado. Cuántas veces has visto su programa? 1? Puede que 2? Yo lo veo de lunes ha jueves, y no solo saca la basura del PP, que es inimaginable, si no también la del PSOE, Ciudadanos y lo q es cierto y verificado de Podemos. El problema es que de tanta corrupción y de tantos millones de Euros que nos han robado a todos los españoles estos del PP, les da para hacer 700 programas solo hablando de un único partido. Y ahí es donde intentas confundir a quien te lee. No es que ataquen solo a un lado, si no que es tan fácil atacar a un objetivo tan grande, y ocupa tanto tiempo, que los demás pasan inadvertidos al lado del PP.

  2. samuel Vázquez Álvarez Autor
    samuel Vázquez Álvarez 6 meses hace

    Hola Carlos; Gracias por leer el artículo y hacer una crítica. Déjame que te puntualice algunas cosas:

    1ª- Si busca en mi un defensor del PP, se ha equivocado de puerta. En esta misma página puede leer otros artículos como el “Mariano vete ya”, escritos por mi.
    2ª- He visto el programa de Wyoming cientos de veces, porque yo veo programas de todas las ideologías para luego poder tener opinión propia y no dirigida.
    3ª- Si pretende hacerme creer que el presentador aludido es imparcial, pretende hacerme comulgar con ruedas de molino. Su argumento no hace más que reforzar mi artículo, y la capacidad que tiene esta gente para comer cabezas. Alude a que hay más contenido del PP por la cantidad de casos que estos atesoran…pues mire, sólo los ERES hacen el doble de dinero robado que todos los casos del PP juntos. Gurtel, púnica y Bárcenas junto apenas llegan a 500 millones desviados. ERES y cursos de formación son casi 3500 millones. Luego por su propio argumento lo normal sería que hiciera 9 bromas de la izquierda por cada broma del PP, y no al revés que es lo que hace ahora.
    4ª – Por no hablar de que lo de Gurtel son chanchullos de ricos robando a ricos, empresarios, políticos, etc. Mientras que lo de Andalucía son políticos de izquierdas y sindicalistas robando a pobres, dinero para los parados. Luego si eres de verdad de izquierdas te debería molestar mucho más lo segundo.
    5ª A mi personalmente me dan asco los dos, sin importar cantidades. Pero intento que nadie me trate de engañar, y me molesta que un multimillonario que se dice comunista dedique el 90% de su programa sólo a atacar una parte. Aunque tengo que decir que lo hace bien, cobra a cojón de obispo por hacerlo, pero hace un buen trabajo, no hay más que verle a usted aquí defendiéndolo para darse cuenta. Un saludo.

  3. Antonio 6 meses hace

    Con lo que han echo y, sobretodo van ha hacer, los politicos de PP y PSOE me parece curioso que alguien les vote. Que tanta gente lo haga, solo lo entiendo porque odian al “contrario”, gracias a adoctrinadores como este, o porque saben algo que yo no se (y que me gustaría saber).

  4. betterton 5 meses hace

    Lo más criticable de Wyoming es su desfachatez, seguramente tiene talento para el humor pero ha renunciado a él conscientemente. Al dirigirlo todo hacia la politización, cae en el maniqueísmo, sus chistes son fáciles, su fórmula está agotada, su único objetivo es arrastrarte a su territorio, con los medios más efectivos en un medio, la tv, que paga muy bien la falta de riesgo y de inventiva. Si lo comparamos con Gila, es lo opuesto: Gila era sutil, abstracto, naïf, su objetivo era de más calado: remover conciencias, invitar a la reflexión, al escepticismo, su publico era más minoritario. Wyoming es un mercenario, prefiere llegar a la masa, hay más dinero, en juego, su ego se siente reconfortado al influir sobre los demás. Gila era un hombre humilde.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...