Silencio y el modelo economico del cine español

Silencio y el modelo economico del cine español
Silencio y el modelo economico del cine español
The following two tabs change content below.
Sergio

Sergio

Diplomado Magisterio
Sergio

Últimas entradas de Sergio (ver todo)

Antes de empezar

No soy yo de andar estudiando estadísticas, análisis y tantos por cientos.

Ya existen profesionales que se dedican a ello.

Pero sí soy de analizar lo que pasa en mí entorno en el día a día.

Es cierto que no será la realidad absoluta, pero sí la realidad cercana que yo puedo observar, vivir y comparar sin la intromisión de terceros.

Una película de Martin Scorsese

Tengo por costumbre ir al cine dos veces al mes, son ratos de relajación y de abstracción que vienen muy bien a la mente.

Voy a la primera sesión, sale un poco más barato y la sala suele estar vacía.

Todo ventajas.

Esta semana fui a ver “Silencio” de Martin Scorsese.

Trata sobre la represión a los cristianos en Japón allá hacia el siglo XVII. Es un film eminentemente de religión, de fe y de valores.

Cuál sería mi sorpresa si cuando al llegar a la taquilla me encuentro que hay cola, todos a la misma sala.

Y yo pensando que iba a estar solo.

La crisis de los profesionales del cine

¿Qué tipo de antisocial iba a gastar su tiempo en ver una película sobre religión?

Casi la mitad de las butacas estaban ocupadas.

Ese día, a esa hora, para ver esa película.

Hace años que se viene hablando de la crisis del cine.

Yo más bien hablaría de la crisis de los profesionales del cine.

Que no es lo mismo.

La fórmula del éxito

Se quejan de que la gente no acude a las salas pero a la vista está que hay películas que sí que se van a ver.

Que cuando al espectador se le ofrece lo que él quiere consumir no tiene ningún problema en gastarse el dinero.

Existe una clasificación paralela y distinta a la que utilizan los críticos profesionales.

Es una clasificación sencilla: Películas para ver en el cine, películas para descargar y películas para no ver.

Si la entrada fuese más asequible las películas para no ver seguirían siendo películas para no ver, pero gran parte de las de descargar se convertirían en películas para ver en el cine.

El mejor servicio al precio más bajo, la fórmula del éxito.

El fracaso del cine español

En silencio los ciudadanos vivimos nuestras vidas.

Aquellos que sus sueldos no dependen de doblegar la opinión de los demás sino de su trabajo y esfuerzo diario, esfuerzo real, no simulado.

Y en silencio consumimos los productos que nos llaman la atención, que consideramos más necesarios y que satisfacen nuestras necesidades, ya sea en lo físico o en lo mental.

La industria cinematográfica no satisface nada físico.

Esta más enfocada a lo mental, a lo psicológico, a lo emocional.

El fracaso del cine español hace ver que el producto que ofrece no mitiga en absoluto las necesidades de sus consumidores, por lo tanto no se compra.

Larga, emocionante e intensa es la historia de España.

Un buen guión

Hay millones de historias de donde sacar un buen guión y hacer una magnífica película.

Los españoles estamos deseosos de ver en la gran pantalla las gestas de nuestros gloriosos antepasados.

España esta ansiosa de sentarse en la butaca y salir de la sala con el pecho hinchado, el corazón latente, los ojos mojados, orgullosos de lo que fuimos.

Las subvenciones del cine español

Luego están las subvenciones.

Como yo, director de cine, tengo derecho a hacer la película que me dé la gana en pos de la cultura.

Como esa película es repudiada por el que debería ser mí público.

Critico a mi público por inculto y lloro al Estado pidiendo que paguen mí capricho.

De acuerdo en que cada director haga su película de la manera que quiera.

Pero esa película tendrá que ser pagada por aquellos que deseen disfrutar de ella.

No será para satisfacer su ego y el de sus amigos subvencionados sino para contentar al mayor número de público posible.

Es decir, libre comercio.

Si es un bodrio corres con los gastos.

El cine español : social y democrático

Muy lejos de eso al cine español se le ve el plumero.

Es un cine que de ninguna de la maneras saldría adelante sin la subvención pública.

Es decir, a mis vecinos y a mí, nos obligan a pagar las producciones que no queremos ver.

Todo muy social y muy democrático.

Cualquier superproducción española tiene una clara y apestosa carga ideológica que va contra la misma España.

Contra su historia, su pueblo, su religión, su cultura y sus héroes.

Si Luis Tosar protagonizase una obra sobre las Cuevas de Altamira, acabaríamos sintiéndonos culpables por haber pintado en las paredes.

Conclusiones

En definitiva.

La industria del cine no estaría en crisis si se dedicasen a fabricar productos que la gente quisiera comprar.

Si se dedicasen a entretener y no a adoctrinar.

Si no se mandase al exilio laboral a aquellos directores, productores y actores que no piensan como la endogámica tribu de la ceja.

Mientras tanto los españoles comunes seguiremos viviendo, decidiendo, consumiendo y pensando en SILENCIO.

1 Comentario

  1. carlos 4 meses hace

    El artículo vuelve a la carga con una serie de tópicos, no digo que sin razón, pero unas puntualizaciones: ese cine, social, o como se quiera llamar, con el que machaconamente se intenta identificar al cine español, es un subgénero del drama no exclusivo de nuestro cine, se produce en todas las cinematografías, teniendo como principal referente a Ken Loach, y tiene sus raíces en el neorrealismo italiano. Y supone una pequeña porción de la producción anual, animo a revisar los datos, de las finalistas a los Goya de este año, tan sólo El olivo, de Icíar Bollain podría encuadrarse en esa categoría. Habiendo dicho eso, estaría bien, desde un punto de vista liberal, analizar como las majors estadounidense incurren en la imposición de sus lotes a los distribuidores, atacando la libre competencia, mientras que en su país practican un injusto preteccionismo. Mientras esto no se discute, sigamos difundiendo mantras que no permiten dilucidar la verdadera problemática.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...