Podemos cómo perversión de la política

Podemos cómo perversión de la política
The following two tabs change content below.
José María García Giner

José María García Giner

Economista licenciado en Administración y Dirección de empresas. Master en Bolsa y Finanzas. Analista de inversiones y mercados financieros.

La perversión de la política en Alcalá

Un edil de Podemos en Alcalá admite que colectivos subvencionados por el Ayuntamiento “contratan” familiares y a personas afines a su partido, “y con orgullo“.

Otra muestra más que explica en qué consiste la política.

La política es sencillamente la herramienta perfecta a través de la cual robar legítimamente al resto de ciudadanos en beneficio propio y de mis allegados con cualquier justificación en nombre de los demás, evitando así cualquier resistencia.

Esto es algo que saben bien.

Crecer a costa de la sociedad civil

La política no ha parado de crecer a costa de la sociedad civil.

Su poder sobre la sociedad es mucho mayor hoy (en democracia) a un reino feudal (como bien muestra Hans Hermann Hope en su obra “Monarquía, Democracia y Orden Natural“), habiendo transcendido ampliamente las funciones iniciales y apropiándose crecientemente de más (entrometiéndose así cada vez más en la vida de las personas, haciéndolas dependientes de la arbitrariedad política, convirtiéndose en objeto (ellas y sus propiedades) de las luchas intestinas de los diferentes grupos de presión y poder, que pujan por el premio (nuestro dinero, propiedades y libertades).

Lecciones de Bastiat

Como decía el genial Frederic Bastiat, “Cuando el saqueo es organizado por ley para ganancia de los que hacen la ley, todas las clases saqueadas tratan de entrar de alguna manera —de forma pacífica o revolucionaria— en la elaboración de leyes“.

Y de eso se trata, como reconoce el edil de Podemos.

Hacerse con el poder para apropiarse de los recursos de la gente (vía impuestos) y dirigirlos hacia sí mismos y afines (por medio de subvenciones, empleo público, legislación favorable a “mis” empresas…).

Y es que, como bien afirmaba Bastiat,

El Estado es la gran ficción a través de la cual todo el mundo trata de vivir a costa de todos los demás“.

Luchas de poder

De ahí la encarnizada lucha por el poder, dentro del partido, y fuera contra otros partidos.

Lo que incentiva la mentira, la demagogia, el electoralismo, la corrupción, el populismo, el endeudamiento, los crecientes impuestos…

El botín es enorme.

Controlar las expropiaciones (llámese impuestos y leyes contra la propiedad privada) de la sociedad y el BOE (las leyes que arbitrariamente maneja el político con distintos fines) para hacer y deshacer en beneficio propio para mantenerme en el poder y consolidar “legalmente” el robo institucionalizado, que será creciente, puesto que el político actúa en el corto plazo.

Siguiendo así con otra cita de Bastiat,

Hay gente que cree que el saqueo pierde toda su inmoralidad tan pronto como se legaliza. Personalmente, no puedo imaginarme una situación más alarmante“.

Y así es.

Lo que es visto como un atentado obsceno y punible en el ámbito privado (que te roben), es bien visto y abandona su inmoralidad para muchos si se legaliza y lo acometen los políticos.

El problema de todo esto, es como Hope mostraba (destacaría otra obra muy ilustrativa y políticamente incorrecta sobre la creciente omnipotencia que se le pretende otorgar a la democracia y omnisciencia a sus líderes políticos, en representación del “pueblo“.

Corrección de valores

Se trata de “Más allá de la democracia“, de Frank Karsten y Karel Beckman) que todo esto lleva al creciente conflicto social, al gasto desenfrenado, a una creciente corrupción, a la desintegración de valores y al gobierno tiránico.

Finalmente, cerraremos con otra cita de Bastiat (indispensable “Obras escogidas” donde se recoge lo mejor de sus ensayos),

La gente empieza a darse cuenta de que el aparato del gobierno es costoso. Lo que aún no ven es que el peso recae sobre ellos“.

El tamaño del gobierno

En este sentido nota crecientemente el enorme peso que tienen sobre los hombres, pero siguen sin asociarlo a un tamaño cada vez mayor y más costoso del gobierno, pretendiendo solucionarlo con más poder y tamaño del gobierno.

De ahí, la tan necesaria tarea de abrir los ojos a la sociedad, y de imbuirles del virus de la libertad en este mundo de matrix en el que vivimos.

1 Comentario

Pingbacks

  1. […] Podemos cómo perversión de la política […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al newsletter del CdV

Si quieres estar al tanto sobre todo lo que se organiza desde las trincheras (actividades, cenas, conferencias, reuniones, etc.), no dudes en suscribirte a nuestro newsletter.

Email
Nombre
Apellidos
¿En qué puedo colaborar con el Club?
Teléfono
Secure and Spam free...