Don Progreso - El Club de los Viernes

Don Progreso

Don Progreso
The following two tabs change content below.
Isidro García Getino

Isidro García Getino

Psicólogo y pedagogo
Isidro García Getino

Últimas entradas de Isidro García Getino (ver todo)

Su seudónimo más conocido es P. Sánchez.

Su identidad es progresismo, le desborda y le insufla más indigencia mental cada vez que pronuncia la palabra progreso ¡y van miles!

Lo más reciente es que su desempleo ya ha “progresado” más allá de 2013. Todos los días bate nuevos récords; unos días de palabrería, otros de diarrea mental, otros de ideología de género, otros de ventas de panfleto para diversión de la gente, otros de nepotismo, de antidemocracia, de abuso de poder… Progre en récords.

Su récord insuperable es el número de decretos ley en el mínimo tiempo. Ese ya puede pasar al afamado libro de los récords, junto con otros suyos, como la cantidad de contradicciones por día de gobierno. Apuesto que puede tener un libro de récords para él solo. Y si alguien encuentra un récord Sánchez que sea positivo, le proponemos para medalla a la búsqueda infructuosa.

El récord que más me divierte es el de las carcajadas de Franco a costa de nuestro personaje; y éste encima se venga en los monjes y los chicos que estudian y cantan allí en El Valle, se venga quitándoles la subvención que les corresponde. Mi sugerencia es que los chicos de la escolanía le canten aquello de “mi abuelito tenía un reloj de pared…”

Hablamos de una subvención estatal y ¡claro! : “El Estado Soy Yo”, y solo yo porque me han dejado solo, sin presupuestos, sin apoyos parlamentarios, y ahora sin Moncloa que era mi única aspiración, mi ilusión, mi sueño dorado, mi colchón, mi tupolev, mi atril discursero, en fin todo lo que yo siempre he anhelado como progre.

No olvidemos el récord que más va a durar, es el déficit, que tendrán que pagar sus (y mis) nietos, biznietos y tátara…Durará…80, 100 + años; y todos le recordarán con un récord de “alabanzas”. ¡Pobres generaciones futuras! ¡Eso es progreso!!! “Después de mi el diluvio”.

Récord en rellenar España con ilegales que neutralizan el récord de españolitos asesinados “legalmente”. Récord de ayuditas a los ilegales, son las ayudas que deberían recibir las madres que ya no son. De este modo llenamos las calles de ociosos subvencionados, top-mantas, convertidos en parásitos sociales una vez destruidos como humanos. Muy progre esa destrucción.

Progre en parloteo, exhibición, engaños, mentiras, insultos y megalomanía. Todo ello permanentemente adornado con fotos y fantasía.

Progre en feminismo, aunque su gran problema es tener la patología de ser masculino. Es una patología que hoy tiene subvencionada cura, basta seguir las recomendaciones de sus amigos lgtbi; unas operacioncitas y hormonas de por vida. Ya sabe, el progresismo no suprime la barbarie, solo la sofistica.

Muy progre relegar a propios felicitando a extraños; se acuerda de las fiestas islámicas y olvida las españolas de siempre, las de sus ancestros, sus vecinos, sus “súbditos”, sus colegas y sus adversarios, porque todos esos son “suyos”. Progre, vas cargado con los restos de lo que fuiste y lo que hiciste, confundes lo que tienes con lo que eres, nada de qué gloriarte, eso destruye progreso.

Muy progresista utilizar lo de todos en beneficio propio despreciando el bien común y el respeto a la sociedad que te nutre, es de un egoísmo supino en el que progresas a pasos de gigante.

El chapuzómetro revienta, habrá que encargar uno nuevo con más capacidad de medida cuando regreses a la Moncloa. Para entonces, para tu regreso van mis aflicciones siguientes:

El progresismo es un refugio de plástico que la izquierda se ha construido para ocultar, disimular y sublimar sus inmensos fracasos del siglo pasado.

España está sedienta de verdad, no de panfletadas. Está sedienta de sensatez, no de verborrea. Está sedienta de futuro, no de lamentables pasados, llámense Franco, Azaña o el asesino catalán al que ahora reivindicas. Ninguno necesita que le resucites, le honres o le redimas, todos hicieron mucho mal, suscitaron muchos odios y desunión; ni ellos mismos quieren que les imites; y los españoles solo queremos olvidarles, no nos los restriegues que nos hieres las entrañas.

Sr. Progre, progresar es todo lo contrario de lo que haces; progresar es mejorar en valores, dignificar el Estado que lo tenéis hecho un basurero, abrir futuro y cerrar el pasado lamentable. La memoria de Zapatero y tu bandera también hieren a España y la embadurnan.

No es progreso deformar niños a base de ideología, de feminazismo y de doctrinas lgtbi. No se progresa creando chiringuitos subvencionados para todo eso, subvencionando ilegalidad y eugenesismo. Tus feminazis dicen que los niños en las escuelas acabarán todos rojos; sí pero de sangre.

Me sale natural, fluye como la vida misma, no me cuesta nada escribir todo lo anterior porque hablo como soy y soy todo lo opuesto a ti que confundes tu ser con lo que tienes, prestado por ladrones, para que les tapes; eres cómplice de usurpación y debes taparles a ellos y también tus vergüenzas.

¿Sabes? Vives en una casa de cristal y es muy poco inteligente seguir arrojando piedras.

Drociano

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.