La distinción y la ley (II)

La distinción y la ley (II)
The following two tabs change content below.
Ricardo Alonso del Valle

Ricardo Alonso del Valle

Nace el 4 de Agosto en Madrid de 1933 (La República edita 'Ley de vagos y maleantes). Bachiller: Colegio San José de Valladolid. Servicio Militar Fuerza Aérea, 1954-56. Incidente policial/estudiantil menor, 3 días de cárcel y salgo para Guatemala en 1957. Termino Arquitectura en 1965. 15 años Jefe de Urbanismo en la Capital de Guatemala. Catedrático en Universidad de San Carlos de Guatemala. Post grados: Urbanismo en París, 1967-68 y Planificación Regional y Urbana en Universidad de Londres, 1972-73. A España en 1982. Doctor Arq. 1987. Profesor invitado desde 1965: Costa Rica, Panamá, Colombia Cuba y Cursos de Doctorado en España y México. Jubilado en 2003. De izquierdas en fútbol y beisbol; de derechas en tenis, familia y Ciencia.
Ricardo Alonso del Valle

Últimas entradas de Ricardo Alonso del Valle (ver todo)

Primera parte: La distinción y la ley (I)

Si hacemos un breve repaso tal vez se puedan aplicar estas modestas instrucciones a la vida de nuestros días recientes. Por ejemplo, si los etarras denuncian torturas conforme a «formulario de instrucciones«, y se manifiestan todos los días haciendo gala de lo que un Estado normal en Europa llamaría terrorismo, la respuesta del propio Estado hace evidente no su debilidad sino la voluntad de transgresión de la misma ley no deteniéndolos, porque la ley no sólo es un documento normativo mientras se lo permita el medio, también temporal como ya se avisó, y que con detestable frecuencia depende de la voluntad del señor; exactamente lo mismo que los señores feudales de su Rey.

Enemigo siempre de la Ley, el Comunismo, disparejo nominal según su posición en la geografía mundial, tiende hoy día a definirse sin su sustantivo fundamental. Vea ‘Podemos’ y algunas en la imagen, con referencias al barrio o población, adverbios como ahora, más, etc. Hay siempre excepciones como la del Partido Comunista de las Tierras Vascas; (¿cómo es posible así llamarse en Europa Occidental después de los acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX con éxito?). La última oportunidad para que un grupo terrorista cabalgue sobre la Constitución del 78 mientras el lobo gris del Ministerio de Justicia o la Fiscalía, (entonces dedicada a la defensa y conmiseración de terroristas detenidos) favorece un convenio de paz entre el Terror y el Estado aterrado; cada día parece más evidente que a su primer representante electo le tienen, vox populi, cogido por los vagones en frase actual. Recordemos que para hablar con el Presidente de todos los vascos y vascas y el resto maqueto delega la representación oficial en la supletoria ilegal de un terrorista.

¿Qué se puede decir de partidos políticos que no tiene en cuenta informes de la Guardia Civil, posteriores a la legalización del PCTV, con suficientes de datos que avalan su connivencia con el terrorismo? Pues lo que piensa todo el mundo aunque por razones enfrentadas. Pero lo peor es la falta de valor para llamar comunista a quienes realmente lo son mientras soportamos insultos como facha, franquista o cosas peores.

Y yo, hace años, sin enterarme de la desternillante si no fuera trágica resolución del Consistorio de Ermua prohibiendo el uso de tal villa a una asociación que, por supuesto, no le hará ningún caso, lo mismo que yo, hablando seguiré de los amigos del Foro de Ermua, de Ermua y de los concejales de Ermua o de los gatos de Ermua si así me apeteciera. A miles de kilómetros, la Vicepresidenta, acompaña sumisa a toda una teoría del Estado aterrado aunque que no ceje en la lucha por el poder a toda costa; algo encomiable en cualquier partido pero no a cualquier precio. Tantos miles de kilómetros como veces agraciada por el dedo del poder para alcanzar sin una sola oposición, desde la secretaría de Jugado a la Vicepresidencia pasando por la Magistratura. Eso sí que es ser listo; lista. Tanto como para, idealmente, plantear a los chinos la discriminación positiva del negocio español mientras no se aclara en el Congreso de Madrid la propuesta de igualdad de ganancias hombre y mujer debido a los estados biológicos estacionales de cada quien. Esta proposición, ya ley lo mismo que la ‘Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género’, tan claramente anti constitucional como refutados sus principios por el Centro Jurídico Tomás Moro, es lo más anticientífico que imaginar cabe y que sólo demuestra el desconocimiento de la ciencia acerca de las funciones posibles de la mujer y el hombre.

¿Puede entenderse mayor atrevimiento que aceptar obligatoriamente un 50% de hombres en una “mesa de cálculo matemático” de una empresa? ¿Es posible concebir una multinacional consultora en “fluidez inclusiva de ideación”? En ambas tareas, las mujeres ejercen una superioridad promedio sobre los machitos. La misma insensatez sería que un 50% de mujeres participaran en las “tareas tridimensionales” o “guía de proyectiles” de una empresa aeroespacial donde los hombres, también como promedio, aventajan a las féminas por ser más borricos. Conviene recordar esta información científica que pocos documentos de promoción tienen en cuenta por el reinante estúpido feminismo o temerosa culpabilidad.

Continuará el 10 de julio de 2019.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.