Política agraria ¿ redistribución justa ? - El Club de los Viernes

Política agraria ¿ redistribución justa ?

Política agraria ¿ redistribución justa ?
The following two tabs change content below.
Sergio Marqués

Sergio Marqués

SERGIO JOSÉ MARQUÉS PRENDES (Gijón, 1972) Licenciado en Veterinaria por la Universidad de León. Desarrollo de productos de producción animal para el sector privado.
Sergio Marqués

Últimas entradas de Sergio Marqués (ver todo)

Publicado en La Nueva España (17/7/2015)

En febrero del año 2013, leíamos en la prensa que España seguirá siendo un país receptor neto de fondos europeos durante el periodo 2014-2020, lo que fue celebrado en su momento como un notable logro gubernamental. Finalmente, y para dicho periodo, España se garantizaba unos ingresos aproximados de 70.000 millones de €  procedentes de fondos europeos, con un saldo neto positivo total a su favor de unos 15.000 millones de € en esos 7 años. De esos fondos europeos, unos 36.000 millones llegarán en forma de ayudas agrícolas directas, y otros 8.000 millones formando parte de los denominados Programas de Desarrollo Rural.  Es decir,  aproximadamente un 65% (44.000 millones) de la totalidad de fondos europeos durante el periodo 2014-2020  van a llegar a España englobados en el marco de la Política Agraria Común (P.A.C)

A la vista de los anteriores datos, el sector que sin ningún género de dudas más celebró dicha noticia fue el agropecuario, muy especialmente sus sindicatos, y la verdad es que no era para menos. Al fin y al cabo mientras en el cómputo final recibamos de Europa más dinero del que le entregamos, no debería de haber motivos por parte de la población en general para plantear serias objeciones a que un sector que no llega a representar el 5% del PIB de un país, reciba el 65% de los fondos europeos.

Sucede sin embargo, que el relato anterior no es lo suficientemente preciso. No es cierto que España entregue a Europa unos determinados millones de € y que Europa en contraprestación le devuelva a España otra serie de millones de €. La realidad es que la totalidad de  españoles le entregaremos a la Comisión Europea decenas de miles de millones de € (recaudados a base de impuestos y emisión de deuda), y la realidad es que la Comisión Europea se los devolverá, en este caso incrementados,  exclusivamente a un pequeño porcentaje de españoles. No a todos los españoles. Ni siquiera a una gran parte de los españoles. Solo a un pequeño porcentaje de españoles. Pequeño porcentaje constituido mayoritariamente por aquellos ganaderos y agricultores que se ajusten a unos requisitos arbitrariamente impuestos por la citada Comisión Europea (es decir por los políticos). Requisitos variados que incluyen cuestiones relacionadas con el sexo o la edad del solicitante, el tipo de cultivos, los derechos adquiridos, etc…

No discutiremos en esta ocasión la pertinencia o no de subvencionar el campo español, y como las subvenciones acaban distorsionando todos los sectores en los que se aplican. Simplemente resaltaremos que estamos de nuevo ante el viejo y por todos conocido juego de la redistribución de rentas: cogen el dinero de todos para devolvérselo solo a algunos. El hecho de que temporalmente  afecte también al resto de contribuyentes europeos no impide que la redistribución de rentas de mayor calibre se realice siempre entre los propios contribuyentes españoles. Que los contribuyentes europeos contribuyan en el periodo 2014-2020 con un saldo neto positivo hacia España de 15.000 millones de €, no impide que entre españoles se vaya a producir la redistribución de  los restantes 55.000 millones de €.

Y por si todavía les queda alguna duda, sean conscientes de que esa redistribución no se realiza por criterios sociales o de renta. No son los agricultores más “pobres” los que son objeto de subvención, con objeto de mejorar su nivel de vida. No; las subvenciones se conceden exclusivamente a aquellas explotaciones agro-ganaderas que mejor se ajusten a la normativa política que rige la concesión. Normativa  hecha a imagen y semejanza de los intereses defendidos por los lobbys agro-ganaderos en el Ministerio de Agricultura y en Bruselas.

En definitiva, no se dejen engañar. Cuando lean noticias del tipo: “El campo será receptor neto de fondos europeos”, piense que casi con total seguridad a usted le tocará pagar impuestos y a otros cobrar las subvenciones, por mucho que los europeos contribuyan. El saldo neto será positivo,………. pero no para usted.

http://www.lne.es/opinion/2015/07/17/politica-agraria-comun-redistribucion-justa/1787658.html

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.