importScripts('https://app2.salesmanago.pl/static/sm-sw.js');

Queremos rebatir el pensamiento neocomunista

Queremos rebatir el pensamiento neocomunista
The following two tabs change content below.
El Club de los Viernes

El Club de los Viernes

El Club de los Viernes - Movimiento por la defensa de las libertades civiles, el derecho de propiedad y el Estado limitado.
El Club de los Viernes

Últimas entradas de El Club de los Viernes (ver todo)

«Queremos ser punta de lanza para rebatir el pensamiento neocomunista»

Fernando Sicilia, Diego Barceló y Javier de la Ballina, ayer, en la Biblioteca de Asturias.DANIEL MORA

  • La plataforma El Club de los Viernes surge en Asturias con vocación nacional para defender el liberalismo económico ante los nuevos movimientos sociales

  • ANA MORIYÓN |  OVIEDO.

El Club de los Viernes, la plataforma intelectual asturiana de reciente creación que se ha propuesto animar el debate político de la región desde la trinchera del liberalismo económico, celebró ayer en Oviedo su I Jornada Liberal con el economista Daniel Lacalle como protagonista indiscutible. El también gestor de fondos, asesor y autor de varios éxitos de divulgación económica fue nombrado, al término del encuentro, Patrono de Honor del colectivo.

Lacalle argumentó durante su ponencia los motivos por los que, bajo su punto de vista, el modelo liberal es más social que el asistencialista y profundizó en la idea de que el liberalismo es también mejor para las clases más desfavorecidas. En su opinión, para obtener un modelo de bienestar sostenible hay que considerar la iniciativa privada.

Como teloneros intervinieron el analista Diego Barceló y el médico Javier Bardavío, que hablaron respectivamente de fiscalidad y sanidad. El encargado de dirigir la velada fue Javier de la Ballina, quien fuera número dos de Vox en los pasados comicios autonómicos. Él fue el encargado de dirigirse al abundante público joven para agradecer su presencia, «junto al movimiento liberal y no en la calle diciendo tonterías».

El Club de los Viernes nació el 31 de diciembre de 2014 en las redes sociales, fruto de la preocupación por el surgimiento de «nuevas formas de comunismo» que, entienden sus impulsores, «suponen un serio riesgo para el progreso y la libertad en nuestra nación». Pero no fue hasta hace apenas mes, justo después de las elecciones municipales y autonómicas, cuando este club pasó del mundo virtual a la calle. «Visto el resultado de las elecciones y la deriva populista y comunista que se viene encima, con los riesgos que supone acabar como Grecia o Argentina, decidimos dar un paso adelante y acentuar nuestra actividad», explica el responsable de comunicación, Javier Jové. El objetivo de El Club de los Viernes es, continúa, es «servir de punta de lanza para rebatir el pensamiento dominante, con un discurso potente que sirva de contrapeso al neocomunismo». En términos muy parecidos se expresó durante el acto Javier de la Ballina, quien contrapuso las ideas liberales «a la locura en la que se está convirtiendo el Gobierno de España, de Asturias e, incluso, las instituciones europeas».

Discursos parecidos se escucharon ayer en el salón de actos de la Biblioteca de Asturias Ramón Pérez de Alaya, donde estas primeras jornadas consiguieron reunir a casi un centenar y medio de personas.

El club, con una junta directiva integrada por siete personas y unos veinte socios más -espera consolidarse durante los próximos meses-, no se quedará aquí. Aunque sus orígenes están en Asturias, la plataforma intelectual tiene una vocación nacional y se espera que puedan crearse este otoño ramificaciones en Madrid, Barcelona y Sevilla, con el objeto de ser un referente nacional de la defensa del liberalismo «frente al neocomunismo de inspiración bolivariana» que, entienden, «amenaza la convivencia, la pluralidad, el progreso y los derechos civiles».

Enlace al artículo en El Comercio

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.