De Izquierda a Derecha

De Izquierda a Derecha
The following two tabs change content below.
José Miguel Redondo Fernández
Futuro estudiante a distancia de filosofía y matemáticas. Mi ocupación y mi hobby son al tiempo la misma cosa, en definitiva: escribir tanto en mi blog como en Twitter.
José Miguel Redondo Fernández

Últimas entradas de José Miguel Redondo Fernández (ver todo)

Pocas veces se ha visto el puño de la izquierda en alto con tan poco significado en un Estado de Derecho como en España. Hemos divisado con cierto pudor a personajes tan caóticos como Arnaldo Otegi, Pablo Iglesias, Gabriel Rufián, un montón más de mocosos y sobre todo al, ahora, Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez alzar su puño en alto para decirles a todos: aquí estoy, aquí estamos reunidos para un proyecto en común. El proyecto en común con la izquierda más radical del país no es otro que la división de España en vez de unirla; el crear problemas a los españoles, en vez de resolvérselos; y el de asustar a la Corona con una utópica e hipotética República. Han dejado muy claro este último término los secuaces de Sánchez, los Nacionalistas acérrimos y, sobre todo, los comunistas, dadores de alas a los disidentes y perpetradores del secesionismo, del Golpe de Estado en España, desde Cataluña. No me cabe duda de que estamos ante unos señores que si bien, no debiésemos referirnos a ellos como caballeros sino con otro término con ausencia de señorío. Esta gente, está rebajando al país a un grado exiguo de grandeza tal y como la conocemos. Estamos ya ante una posible recesión en boca de los expertos economistas.

Como bien saben ustedes, el auge de la corrupción nos ha traído a este extremo, a esta falta de cordura, a los villarejos, a los podemitas, a los nacionalistas y secesionistas o golpistas, en definitiva; han elevado al hampa tanto que ahora se la representa en el Congreso de Diputados por más ni menos que la mitad o casi de los allí presentes, si es que van. El Congreso de los Diputados ha perdido parcialmente su dignidad y el apoyo de media España, ¿cómo narices piensan recuperarla? ¿Volviendo a sus antiguos labores Otegi y los suyos? Esta España es un desmadre. Si los antiguos y ancianos constructores y padres de la Democracia en este país, levantaran cabeza…

«La vergüenza es un sentimiento revolucionario». Frase que se le atribuye a Karl Marx. Yo la divisé por primera vez en un poema de Antonio Gamoneda titulado: «Malos recuerdos». Un poema harto simbólico y con sentimiento de lo que es el corazón, la guerra, la maldad y la persona. Yo siento vergüenza por lo que está sucediendo en este país, una muy profunda y honda vergüenza y pudor ante los acontecimientos acaecidos estos meses, desde la Moción de Censura e incluso antes. Como yo, estoy seguro que muchos de ustedes, los cuales me están leyendo ahora. Sin más diligencia, debo prestarme a decirles que: siéntanse arropados por las ideas liberales y la Derecha en España, aunque a veces no comulguen con sus ideas total y absolutamente uno u otro partido de Derecha. Soy de los que creen que ésta debe unir sus fuerzas, deben mantenerse en un eterno apretón de manos para contrarrestar el auge de aquellos que han descubierto que unidos hacen mucho más daño. Subrayo esto último porque es lo que piensan, son así. No se trata de hacer daño, se trata de construir juntos entre todos; se trata también de erigir un futuro para todos por todos y juntos; al mismo tiempo, se trata de elevar a España a donde se merece, nunca de rebajarla, y en esto estoy muy seguro.

Ustedes, comprensibles, entienden también que el auge de VOX era inevitable, al tiempo que los liberales naranjas (Ciudadanos) tomasen decisiones parcialmente equivocadas. El PP sigue siendo quien lleva la batuta; sin embargo, no estoy plenamente seguro de que así fuere en el futuro. Poseo cierto recelo en cuanto a esta enunciación anterior. El señor Casado es el gran orador que ha llegado y llenado el Partido Popular, con gran acierto, por supuesto. Aunque el PP tenga que limpiar su fachada, si bien, por los casos de corrupción en el partido; sigue y seguirá siendo el brazo derecho español. Confío en el patriotismo de VOX sin duda, y en lo muy caballeros y señoras que son todos, impolutos. Aunque de momento son las personas que vienen a llenar un vacío que otros han dejado, ancianos ya, me refiero a los antiguos hombres de derechas, serios y con mucho trabajo por delante.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.