El desapacible vacío de la mayoría absoluta

El desapacible vacío de la mayoría absoluta
The following two tabs change content below.
Alfonso Rossi de Barbazzale y Carreño

Alfonso Rossi de Barbazzale y Carreño

ABOGADO-LAWYER-RECHTSANWALT-ADVOCAT-AVOCATO- ЮРИСТ- 律师 Alicante bar association member 5.416 PhDE in Interntional & E.U. Law and Politics Science Law lecturer of UNED-University Honor Lecturer of Politology university of alicante Ex-Trial JUDGE CADE & MBA
Alfonso Rossi de Barbazzale y Carreño

Últimas entradas de Alfonso Rossi de Barbazzale y Carreño (ver todo)

Hay, quizás, muchas variedades de idiomas en el mundo, y ninguno carece de significado. Pues si yo no sé el significado de las palabras, seré para el que habla un extranjero, y el que habla será un extranjero para mí. 1 Corintios 10

“El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente” Lord Acton.

Desde el más profundo respeto como siempre, este artículo no es una crítica a nadie en absoluto, es mi opinión, que como humilde aspirante a filosofo y científico pretendo plasmar nuestra realidad político-social y cotidiana, a través del análisis, de forma objetiva y sin apasionamiento; si alguien se siente ofendido, le ruego mil perdones de antemano.
El último pleno del Ayuntamiento de Denia, fue un espectáculo de Democracia Vacía.
El punto del día que centró la atención de todos, fue el punto quinto, imposición del Valenciano a 500 funcionarios locales, la lengua se ha utilizado como antídoto de la igualdad en la aspiración de muchos ciudadanos a un empleo digno, el valenciano, como coacción igualitarista e impuesta, es la ficción de la redistribución, de la igualdad de oportunidades Marxista, una falacia.

Y es que para mí, en las actuales democracias, no podemos permitirnos el lujo de entregarle la mayoría absoluta a NINGÚN partido, ¿por qué lo digo? Porque en Denia está pasando lo que se teme de una mayoría: la pérdida de las garantías parlamentarias, y por ende La Imposición de quien tiene el poder. En este momento, Denia es un laboratorio, un lugar para estudiar y aprender del comportamiento político. Hemos asistido a un pleno con un Alcalde displicente, descortés, apático, regodeándose en su mayoría parlamentaria.

Es esa vieja condición que da la aritmética parlamentaria y que, como ya he escrito en anteriores ocasiones desde esta noble tribuna, convierte al 51 en 100, y al 50-1 en 0: tenemos 11 concejales “MUDOS”.

También nos permite ver cómo una mayoría parlamentaria se convierte en una mayoría burocrática. Me refiero a ese poder desde los escritorios, desapasionado, frío, aburrido, que se muda en tiranía vegetariana, que no es ni comunista, ni fascista , ni tampoco socialista, sino que es el reflejo de una benévola política burócrata y conservadora, que sabe y conoce que durante 4 años no tiene limite, que esta profundamente abrazada a la seguridad de su mayoría, que les da esa sensación de dominación.

El pleno me transmitió una desapacible visión del vacío y la trivialidad de la política anti progreso y de la vieja Democracia, que aún es capaz de traicionar su propia esencia. Un pleno donde PP, Comprimís, Ciudadanos, (a pesar de sus protestas), Gent de Denia, Vox que apeló a la Inconstitucionalidad; pero en fin, todos ellos los próximos 4 años, SON y seguirán siendo los “invitados de piedra” en cada Pleno.

Este es el epitafio de la democracia cuando se da la mayoría parlamentaria necesaria para dejar a los demás partidos en el palco. Es un culto a lo irracional de la política: creen que las urnas les han dado la razón absoluta.

Como ciudadano reclamo una unidad global de la política, que nos ofrezca un contexto compartido, un camino para mantener vivas las esperanzas y aspiraciones individuales en libertad. Necesitamos de nuestros vecinos para entendernos, para acometer proyectos diferentes, incluida la mejor crítica ante aquellos que quieran comerciar con el poder, para que la verdadera democracia no decaiga y se estanque.

No podemos permitir que una mayoría absoluta, imponga o compre privilegios para su prole política, porque en democracia la Ley nos hace igual a todos y “toda Ley o decisión que no sea compatible con la Constitución es nula”.

Todavía no se han dado cuenta que lo importante del bilingüismo son los conocimientos, no la lengua en sí. Es ofrecer una oportunidad, abrir mentes, ser y ejercer como bilingües, con toda la riqueza que esto genera, como decía Leavis, “la lengua es el centro de la conciencia humana”, la lengua no es una camisa de fuerza, es una arteria intelectual.

Dejemos la política fuera de un espacio que solo le corresponde a la libertad de cada individuo.

Y en todo caso señores políticos, ¿ por qué no crean ustedes un máster en Literatura Valenciana, que creo que no existe, y son Ustedes los primeros en Estudiarlo? No son lo mismo los dátiles que los tomatiles.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.