Envíanos un mensaje electrónico a [email protected]

¿ Está justificado el estado ?

¿ Está justificado el estado ?
The following two tabs change content below.
Pablo Pareja Ferrer

Pablo Pareja Ferrer

Me llamo Pablo Pareja Ferrer, tengo 18 años y soy estudiante de Ciencias Políticas. Mi primer contacto con el liberalismo político llegó gracias a mi profesor de filosofía en mi instituto. Soy un apasionado lector y un incansable receptor de ideas.
Pablo Pareja Ferrer

Últimas entradas de Pablo Pareja Ferrer (ver todo)

La justificación del estado

El estado durante la historia se ha definido de múltiples maneras, pero la comúnmente aceptada es la que dió Max Weber.

Estado se define como la relación de dominación de hombres sobre hombres, que se sostiene por medio de la violencia legítima.

El estado es una superestructura que se impone ante cualquier otro ente económico por el simple hecho de tener más poder.

Éste lo dirigen los políticos, personas elegidas durante cuatro años para cuatro años.

La legislatura

Durante ese periodo de tiempo, tienen total legitimidad para hacer con el dinero de sus ciudadanos lo que quieran; esto se explica de la siguiente forma, cuando un político, en este caso el ministro de hacienda, decide subir el tipo impositivo del IVA (impuesto sobre el valor añadido) decide a su vez, subir el precio de todos, todos, los bienes y servicios fabricados por las empresas que son llevados al mercado.

Los defensores del estado, que defienden el estado de bienestar con el argumento de la pobreza y la gente que es incapaz de costearse los servicios privados, a pesar de que la sanidad pública es el servicio más caro y más deficitario en cuanto a cifras económicas.

Sin olvidar que es la novena en cuanto a funcionamiento y equipamiento.

Ejemplos del estado de binestar

Otro ejemplo de que el estado de bienestar es ineficiente y no cumple con las expectativas es el caso de la educación en España.

El sistema educativo español, es el más completo en cuanto a servicios, eso es cierto, ya que obliga a adolescentes con dieciséis años a asistir aunque éstos manifiesten su voluntad de no asistir.

Ante estas medidas populares, pero nefastas, le añadimos que España aparece siempre en la cola en los informes PISA, exámenes que evalúan el nivel del alumnado europeo.

La solución pasaría por incentivar a quien vale y se esfuerza hasta alcanzar unas cotas altas de nivel.

Si se privatizase la educación, ésta sería accesible para la totalidad de los ciudadanos españoles.

No se necesita más que tener unas mínimas nociones de economía para saber que con el juego de la ley de oferta y demanda cuando se privatizasen los colegios competirán entre sí para tener más clientes, y esto solo se hace de una forma, satisfaciendo las necesidades de los consumidores a precios bajos o mínimamente, asequibles para los ciudadanos.

Las autonomías

Luego podemos destacar el caso de las autonomías, régimen fundado en la concesión de privilegios que vienen desde el Convenio de Vergara al final de la I Guerra Carlista, como es el caso de los fueros en Navarra y el País Vasco.

Los fueros son privilegios económicos que tienen las comunidades autónomas respecto de las demás.

Esto resulta muy beneficioso como podemos comprobar con el siguiente dato: la Comunidad de Madrid con un PIB de 3,3% menos que el del País Vasco gozó de un 33% menos de dinero público por habitante y año.

Pero si esto lo comparamos con Navarra la diferencia es más notoria.

El PIB de Madrid es un 2,7% superior al de la Comunidad Foral, pero, sin embargo, los recursos públicos per cápita acaban siendo un 45 por ciento inferiores.

El liberalismo tiene un problema respecto al medio ambiente.

¿Cómo preservar el medio ambiente cuando todo es privado?

El programa del P-Lib

Una solución la encontramos en el programa político de Partido Libertario (p-lib).

La solución que exponen es que un determinado territorio al ser privado se conservará mejor porque las cosas cuando son privadas y tienen dueño se conservan mejor, lo argumentan basándose en los bosques actuales que parecen vertederos de la suciedad que poseen.

Personalmente, creo que esa idea es correcta pero cuando una empresa contamina, es decir, no ensucia sino que contamina por ejemplo un río o el aire, y esa empresa aún hablando con ella no quiere recompensar a los perjudicados, entonces a los ciudadanos se les debería proporcionar un recurso como es el de la justicia que sería competencia estatal.

Estado ilegítimo

Con estos argumentos se puede afirmar que el estado actual es ilegítimo debido a que obliga a ser generoso aunque no quieras, obliga a que seas solidario aunque que no quieras serlo, obliga a ayudar al prójimo aunque tú no quieras ayudarlo, en definitiva, te impone valores morales.

Solamente debe ser juzgado y condenado aquella persona que atente contra la libertad de otro porque existe un valor inalienable que es la libertad individual.

Por lo tanto, la sociedad más justa, generosa y respetuosa es aquella que se fundamente sobre estos tres pilares: el respeto hacia la libertad individual, el respeto hacia la propiedad justamente adquirida y el respeto ante los contratos voluntariamente suscritos.

2 Comentarios

Pingbacks

  1. […] paliar esa supuesta falta de solidaridad voluntaria de las personas, el Estado decide imponer la solidaridad forzosa, ignorando que el Estado no es más que una ficción que […]

  2. […] paliar esa supuesta falta de solidaridad voluntaria de las personas, el Estado decide imponer la solidaridad forzosa, ignorando que el Estado no es más que una ficción que […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*